miércoles, 26 de noviembre de 2008

El II Congreso de Webmasters reunió a 3.000 expertos

Los ponentes señalaron que la web se mueve hacia las redes sociales y que los blogs gozan aún de buena salud, "aunque los que se dedican a copiar desaparecerán".
Por Juan A. Vicente

Cerca de 3.000 personas asistieron este fin de semana al II Congreso de Webmasters celebrado en Madrid. El encuentro, organizado por WebTaller, Factoría de Internet y Asesprin, contó la presencia de importantes profesionales del mundo de Internet como Rodolfo Carpintier, Bernardo Hernández, David Carmona, Eduardo Manchón, Torres Burriel, Paloma Llaneza y Jorge Martín, que hablaron sobre el presente y futuro de la Web, trucos para un correcto posicionamiento en buscadores, consejos sobre diseño web y usabilidad o cuestiones legales y de seguridad en las webs. Hay diversos resúmenes de las conferencias en el blog oficial del Congreso. y en la web oficial se pueden bajar las presentaciones de los ponentes.

También se trató del estado de la blogosfera, llegando a la conclusión de que a pesar de lo que se dice últimamente aún goza de buena salud. Que los blogs no crezcan como antes no quiere decir que el invento haya caducado. En opinión de algunos expertos, en general la web es el medio de comunicación más Darwinista que existe. En esta crisis se va a comprobar, las páginas y blogs que valgan continuarán en la red, pero los que no aporten nada o sean simples copias de otros desaparecerán.

En cualquier caso, lo que más empuje está teniendo actualmente son las aplicaciones para redes sociales tipo Facebook o Twitter por poner dos ejemplos muy conocidos. Twitter es una especie de microblogging o telegrama 2.0, que permite publicar en Internet mensajes cortos que no superen los 140 caracteres.

Una de las novedades de esta edición fue la moviola que ha tenido gran éxito entre los asistentes. La moviola era una prolongación de la ponencia, en una sala cercana, y generalmente con menos público, permitiendo así un diálogo más cercano y directo con los expertos. Esta prórroga de la conferencia se basaba en turnos de preguntas y respuestas al conferenciante por parte de los presentes, resultando en ocasiones, más jugosa que la charla en sí.

Fuente: (http://www.vnunet.es/)

No hay comentarios: